Extraído del blog de opinión personal del Secretario de la Asociación: Rueda la Bola

Los estereotipos, los prejuicios, los desconocimientos… La mejor forma de alejarse de ellos es la experimentación, la lectura, viajar, documentarse. Y eso hicimos en Doce Patios. Nada de que te cuenten, ya si eso lo contamos nosotros.

Al lío: cuando usamos el término Viejo Mundo nos referimos básicamente a Europa y sus vinos, mientras que el término Nuevo Mundo se reserva para los vinos de América, Sudáfrica y Oceanía.

Después de hacer un recorrido catando vino por cinco países del denominado Nuevo Mundo, aunque pueda caer, de nuevo, en una generalización, sí se observa que mientras que en el Viejo Mundo los vinos son más -por decirlo de alguna manera- clásicos, con esa acepción que significa que están más creados para combinar con la comida, los del Nuevo Mundo se centra en elaborar vinos que pueden tomarse sin compañía alguna.

En Europa estamos más acostumbrados a vinos algo menos robustos y de graduaciones alcohólicas más moderadas, mientras que, en los producidos en el Nuevo Mundo la extracción y el color se consideran atributos muy positivos. Algo que va cambiando y se están igualando en este aspecto.

Por otro lado, por destacar diferencias, los vinos europeos tienden a ser algo más frescos y menos dulces que sus contrincantes del Nuevo Mundo. Y esto se aprecia en todos los vinos catados. En América o Australia, por ejemplo, gustan los vinos más dulzones, que, a menudo, recuerdan a los aromas de la mermelada, mientras que en el Viejo Mundo se prefieren vinos algo más sutiles y terrosos.

La crianza en madera supone, frecuentemente, otra diferencia importante, pues en Europa parece cada vez más claro que los aromas de madera deben ser moderados. En el Nuevo Mundo gusta amaderar los vinos, especialmente el vino de Estados Unidos.

Las etiquetas son otro mensaje claro de diferencias entre ambas formas de entender los vinos, aunque con la globalización cada vez resutará más difícil hacer esta división. En todos los vinos la variedad de la uva tiene un lugar y una tipología preeminente, mientras que en los vinos europeos lo que los franceses llaman ‘terroir’ sigue siendo lo que marca la información y la importancia de los vinos. Variedad frente a suelo como filosofía de elaboración.

Con todo, repito y repito, generalizar en un planeta cada vez más global resulta tarea casi imposible.

  • Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es la última zona que se ha incorporado a las grandes regiones mundiales del vino, ya que las primeras viñas no llegaron a sus tierras hasta el siglo XIX. Debido al carácter insular de Nueva Zelanda la climatología presenta una gran influencia marítima, lo que es muy relevante para la viticultura ya que ningún viñedo se encuentra a más de 120 km del océano.

La principal variedad de uva en Nueva Zelanda es Sauvignon Blanc, con el 69% del volumen total de producción, pero también hay plantaciones relevantes de Pinot Noir, Chardonnay, Merlot, Syrah, Pinot Gris, Riesling y Gewürztraminer. Los vinos de Sauvignon Blanc de Marlborough, zona que elabora el 75% del total del vino nacional, pusieron a Nueva Zelanda en el foco del mercado internacional. (@lawsonsdryhills)

Lawson’s Dry Hills Sauvignon Blanc 2017

Lawsons-Dry-Hills-Sauvignon-Blanc-NV

Sauvignon Blanc de Marlborough. mezcla de cinco viñedos diferentes que representan una amplia gama de suelos (aluviales, limos, gravas, arcilla) y microclimas. Fermentado parcialmente en barrica. Resulta un tanto dulzón.

  • Estados Unidos

Estados Unidos es conocida por sus Cabernet y su Zinfandel, uva aborigen. Se elabora vino en 45 de los 50 estados de los Estados Unidos de América. La diversidad de paisajes, suelos y microclimas ha permitido el desarrollo de una gama de vinos muy variados. Sin embargo ha sido California, quien ha dado a la viticultura americana su reconocimiento. En esta zona, Napa Valley cuenta con más de 150 años de tradición vitivinícola. Las cepas que predominan son Cabernet sauvignon y Chardonnay, y Zinfandel. Sonoma es otra de las zonas californianas más importantes conocida por su Pinot Noir, con vinos más “europeizados”. En total, en California, están plantadas cerca de 410.000 hetáreas de viñedo.

En el Noroeste de EEUU, se encuentra la segunda zona más conocida por sus vinos en el país, Washingtonque posee casi 14.000 ha. de viñas. El estado debe su fama a sus vinos blancos a base de chardonnay y de riesling.

Francis Ford Coppola Diamond Zinfandel 2016

francis-ford-coppola-zinfandel-31.1550884653

Sus viñedos se ubican en la finca de Inglenook, en la zona de Sonoma. Ensamblaje deZinfandel y 5% de Petite syrah, con 12 meses de crianza en barrica francesa. Fácil de beber y, por ponerle un pero, poca personalidad. (@coppolawine)

  • Chile

El viñedo en Chile tiene sus orígenes con los conquistadores españoles. La zona vitivinícola más importante se encuentra en la zona del Valle Central, en la que se produce el 50% del volumen nacional. Se sitúa en la gran depresión entre la Cordillera de los Andes y la Cordillera de la Costa. El Valle del Maipo, justo al sur de Santiago, es la mejor zona para elaborar vino sobre todo tinto. Las variedades más conocidas son la Carmenere, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Cot, Merlot y Verdot.

La uva ‘patria’ es la varidedad carmenere, plantada originalmente en la región de Médoc de Burdeos, Francia, donde es usada para producir vinos tintos oscuros y a menudo para vinos de mezcla con petit verdot. Es un miembro de la familia cabernet. La carmenere está considerada una de las seis uvas tintas originarias de Burdeos, junto con la cabernet sauvignon, la cabernet franc, la merlot, la malbec y la petit verdot.

Errazuriz Aconcagua Alto Carmenere 2017

errazuriz-aconcagua-alto-carmenere-2015

Viña Errázuriz es una de las bodegas más importantes de Chile, y de las más antiguas, fundada en 1870. Carmenere con 14 meses en barricas de roble francés, el 30% de ellas nuevas. ¡Muy buen vino! (@errazurizwines)

  • Argentina

El origen del vino en Argentina data del año en 1562, cuando se fundan ciudades como Mendoza y San Juan, puntos estratégicos por donde ingresaron viñas desde Chile a la Región de Cuyo, para después distribuirse por todo el país. Actualmente la zona vitivinícola argentina se extiende desde el norte de Cafayate en Salta (Región Noroeste) hasta el sur en el alto valle de Río Negro (Región Patagónica Andina) y desde la cordillera andina en el este hasta los valles del oeste de Mendoza (Región Cuyo).

Mendoza, la región de Cuyo es una de las mejoras zonas para el cultivo de la vid en Argentina. Si bien las cepas son muchas, dentro de los tintos se destacan los Malbec (20.000 ha plantadas en Mendoza), Bonarda, Cabernet Sauvignon, Merlot, y Syrah. Dentro de los blancos se destacan los Chardonnay, Riesling, Sauvignon Blanc y, muy especialmente el Torrontés. El Malbec es la variedad insignia de Argentina y la que mejor representa el paladar local: desde el 2011 es la cepa más cultivada en el país, y se ha posicionado como líder en volumen, calidad y exportaciones a nivel mundial.

El Enemigo Malbec 2015

I0011148_elenemigonvbsweb

Procedente de viñas de malbec plantadas en Tupungato, a una altitud superior a 1.470 metros sobre el nivel del mar. Crianza de 15 meses en barricas de roble francés de segundo y tercer uso. Magnífica relación calidad/precio. Posiblemente, el que más gustó. (@ElEnemigoWines)

  • Sudáfrica

El vino ha sido una parte importante de la historia y la cultura de este país durante más de tres siglos. Sudáfrica es, por tanto, uno de los más antiguos productores. El país cuenta en la actualidad con una superficie plantada de poco más de 100.000 hectáreas y una producción que ronda los 600 millones de litros, de los que exporta aproximadamente la cuarta parte. En 2017, se convirtió en el séptimo productor del mundo.

Aunque hasta hace unas pocas décadas, los vinos sudafricanos eran eminentemente blancos, de un tiempo a esta parte se está equilibrando la producción de blancos y tintos en este país. La variedad Sauvignon Blanc es una de las más utilizadas en blancos, junto con otros tipos de uva como la Riesling, Chardonnay y Chenin Blanc (allí, Steel). En tintos, Hermitage, Cabernet Sauvignon, Syrah, Pinot, Pinotage o Merlot son de algunas de las uvas las más usadas.. Sin embargo, su uva ‘estrella’ es el Pinotage, el resultado de un cruce entre la variedad Pinot Noir con la Cinsault (llamada Hermitage en Sudáfrica), con una interesante historia detrás.

Lyngrove Collection Pinotage 2013

GetWineImage.jpeg

La bodega está situada en el denominado “triangulo de oro” de las tierras vitícolas sudafricanas, Stellenbosch. El único vino que nos defraudo, porque esperábamos encontrar las características propias de la Pinotage y se nos quedó un poco plano.

P.D.: Hubo un vino ‘telonero’ del que ya hablaré en otro artículo. Un gran vino de Marruecos.